Libro: Eight Characters of Comedy

Resultado de imagen de eight characters of comedy¿Alguna vez te has dado cuenta de que la mayoría de personajes en series de comedia (o sitcom si lo prefieres llamar así) comparten unas características muy comunes entre sí? Sin ir a casos tan descarados como Homer Simpson & Peter Griffin, podemos llegar a sospechar que existen unos esquemas muy marcados de cómo deben ser estos personajes (con sus matices) para poder generar el máximo número de potenciales situaciones cómicas de calidad o que incluso uno de los factores principales del fracaso de una serie pueda estar en una falta de equilibrio entre ellos, personajes demasiado obvios y poco originales, etc.

Otro aspecto que seguro nos ha llamado a muchos la atención sobre comedias que han durado muchos años está en la progresión de personajes, empezando algunos por ser más neutros y acabando (tanto por conocimiento por parte del público como por explotar recursos cómicos) al límite del personaje, lo cual se convierte en ocasiones en un arma de doble filo. Algunos ejemplos conocidos por cualquiera estarían presentes en Los Simpson o en el Príncipe de Bel-Air.

Este libro publicado en 2006 hace un ejercicio de explicación muy extenso (por supuesto, incluyendo ejemplos y situaciones) de estos ocho personajes, aunque no es el único tipo de clasificación de personajes cómicos que se ha realizado. Al final del post tienes algún link (en inglés) a otras clasificaciones.

Entre estos ocho personajes encontramos:

  1. El Lógico-Listo: Importante al establecer el punto coherente en ocasiones entre un mundo de locos. Corresponde con un papel bastante más crucial del que pueda parecer, dado que un punto lógico ayudará a la persona que ve la serie a entender ciertas situaciones o establecer un eje de apoyo para los personajes o momentos más “anormales”. Podemos encontrar a Marge Simpson, Lois Griffin o en España a personajes como el de Paz en “Aída”. También una trama o situación puntual que puede funcionar es ver cómo un lógico-listo pierde los papeles.
  2. El perdedor adorable: Aquí hablaríamos de un loser (que no tonto, de hecho incluso algunos pueden ser sarcásticos) con un punto de inocencia importante. Retomando la serie “Aída”, Chema sería un ejemplo de perdedor adorable.
  3. El neurótico: Suele ser una persona nerviosa y algo torpe (no tiene por qué ser tonta) en el que se buscan situaciones cómicas basadas en la pérdida de control de la situación, aspecto que a veces combina muy bien con el de perdedor adorable (Chandler o incluso Monica en Friends, la familia Constanza en Seinfeld).
  4. El tonto: Corresponde con una persona normalmente amigable aunque con un punto de credulidad y falta de luces importante. En Aída, la evolución del Luisma de una persona totalmente ida por las drogas a tener ciertos momentos de coherencia (con un trabajo normal, su propio piso) o incluso como ganador (relación con Paz), hizo tener que llevar al punto grotesco y exagerado a otro personaje que había empezado siendo mucho más secundario: Barajas.
  5. El cabrón: Normalmente suele ser una persona falta de sensibilidad, prejuiciosa y que tirará de cualquier cosa para conseguir su objetivo. En muchas ocasiones suele ir acompañado como contrapunto de un criado que corresponderá a un lógico listo (generando un conflicto entre su falta de poder y una lógica mucho mayor al de su jefe o casi “amo”) o un perdedor adorable.
  6. El sexual: Presentará el punto del personaje que siempre está pensando o en su belleza física (aunque a veces no tienen por qué ser atractivos) o en las relaciones esporádicas. Muchas veces, más allá de llevarlos a la obviedad del carácter superficial, se suelen combinar con el “tonto” (Joey Russo de Blossom), aunque no tiene siempre por qué ser así (AC Slater de Salvados por la Campana).
  7. El materialista: Aunque incluso puede compartir personaje con el 5, tampoco tiene por qué. El materialista es aquel que basará su conflicto en obtener aquello que anhela, muchas veces correspondiente a algo innecesario.
  8. En su mundo: También conocido como “pez fuera del agua”, responde, no exactamente a patrones “tontos”, pero sí excéntricos o raros. Suele generarse cogiendo a un personaje criado y educado en un contexto y siendo cambiado a otro. Ha sido el planteamiento de salida de muchas sitcoms USA en los 80s como “El Príncipe de Bel-Air”, “Juzgado de Guardia” o, sobre todo, “Primos Lejanos”.

Seguramente estés pensando en la existencia de muchos personajes que podríamos considerar mixtos, combinando características de dos (o incluso más) estereotipo de personajes siempre y cuando sean compatibles: Un cabrón materialista (Monty Burns en Los Simpsons o Mauricio Colmenero en Aída) o un materialista tonto (Hilary Banks).

Incluso podemos ver en España, donde la duración de algunas comedias llega a la eternidad, hora y media por capítulo en la que se deben trazar infinidad de tramas y personajes, como existen combinaciones diferentes de dos elementos para conseguir desarrollar todas las tramas necesarias.

Por otro lado, que existan 8 carácteres diferentes no implica que una sitcom esté obligada a tener estos 8 personajes (por ejemplo, en Friends no encontramos alguien que sea específicamente “cabrón”).

Aunque originalmente está pensado para actores que quieran introducirse o mejorar en el mundo de la comedia, resulta muy interesante para cómicos por diversos motivos:

  • Desarrollar (aunque haya sus diferencias) un personaje cómico con unas características propias. Aunque establecer una situación en la que se rompe la característica principal de un personaje es un recurso muy válido, no podemos tener a alguien que de repente sea listo, luego tonto, luego bonachón y luego mala persona.
  • Escribir textos o piezas para otros personajes, ya sea como guionista de stand-up o de sketches cómicos.
  • Entender mejor la composición de una sitcom o prácticamente cualquier tipo de pieza cómica.

Scott Sedita está considerado uno de los mejores profesores-coaches en materia de comedia en Estados Unidos. Tiene otro libro en el mercado (“Guide to Making it in Hollywood”) y también realiza apariciones como actor, especialmente en series.

Libro en Amazon: The Eight Characters of Comedy

Página web: Scott Sedita

Otros:

Síguenos y comenta!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *