Lógicamente, el querer escribir sobre algo y no saber ni el qué ni el cómo es una de las mayores trabas que encontramos a la hora de redactar textos, y ojo (o mentalízate) no es algo para nada exclusivo en cómicos noveles.

Es más, me atrevería a decir que en las primeras fases en las que empiezas en el StandUp las ideas fluyen algo más básicamente porque ya tenías una batería de temas o anécdotas personales antes de empezar en el mundillo. Pero claro, una vez que has convertido en bloques esos 3-4 “hits” que tenías en las reuniones de amigos o simplemente en tu cabeza y todavía no tienes la soltura o la facilidad que hace que una actividad creativa pueda ser salvada por capacidad sistemática sin necesidad de una gran inspiración, pues lo vamos a pasar mal.

El método 1-2-3 es una forma de afrontar el material redactada por Jerry Corley (al cual ya hemos referenciado varias veces) basado en orientarse directamente en los diferentes filtros de comedia que también has podido ver por aquí. ¿En qué consiste el método? Básicamente observar todo lo que ocurre alrededor nuestro y buscar:

  1. ¿Qué es nuevo? Recuerda que buena parte del éxito de la comedia en vivo está en la capacidad de captar la atención del espectador y de ser original. Para ello, convendría buscar tópicos que sean de actualidad y, a la vez, no estén demasiado trillados. Por ejemplo, hace 4-5 años todavía podías apuntar a la diana de los runners o de los hípsters, pero ahora mismo ya prácticamente no tendría ningún sentido, salvo alguna excepción.
  2. ¿Qué ha cambiado? Esa excepción podría ser perfectamente el punto 2. ¿Ha habido algo ya existente pero que haya evolucionado o cambiando en una dirección? Sobre eso podemos trabajar. De hecho, gran cantidad de los temas más potentes y que nunca se acaban de gastar, como las relaciones de pareja, generacionales y o la forma de afrontar una etapa de la vida, siguen dando material porque el tema es el mismo, pero existe una evolución (por ejemplo, los chicos de 17 años con son ahora como eran hace 10 años ni como era yo cuando tenía esos 17 años).

A eso me refería en el punto 1, igual ahora mismo hacer un bloque sobre runners quedaría un tanto rancio, pero si cambiase una tendencia (identificable por el público) dentro del mundillo, sí podríamos dirigir el punto de vista hacia ello.

  1. ¿Qué me ha pasado? Recoger cualquier posible anécdota (incluso aquí vale una fantasía a partir de algo que has escuchado por la calle), situación o novedad en tu vida. En este caso, sí que lo abordaremos desde un punto de vista, ya te puedes imaginar, mucho más personal.

De hecho, el StandUp (especialmente en España que ya sabéis que empezó de una forma un tanto ortopédica), ha evolucionado un tanto del tema genérico al personal. Para entendernos, ha pasado de hablar de “El Divorcio” a hablar de “Mi Divorcio”.

De momento, aquí ya tenemos el saco de los posibles premisas. Cuidado, que no todas tienen porque servir para generar comedia.

Y ahora el proceso:

  • Voy a coger un tema del punto 3 que sería “han detectado que tengo adicción al azúcar y a la comida como si fuera una droga”. Aquí lo podríamos redactar simplemente como “adicción a la comida” como tópico, aunque en este caso con la frase larga ya os pongo en situación.

A partir de ahí, sabiendo que muchos gags surgen de la convergencia o choque de dos conceptos, existe un potencial cómico a primera vista, aunque vamos a seguir con el proceso como tal. En este punto, vamos a ir al clasicazo de las 6 preguntas (las 6W que se dice en inglés) para el tratamiento de un tema:

  • ¿Quién?
  • ¿Qué?
  • ¿Por qué?
  • ¿Dónde?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Cómo?

Lo cual, pasamos a la premisa en sí:

  • ¿Quién? Yo
  • ¿Qué? Tengo adicción al azúcar.
  • ¿Por qué? Activa las mismas regiones cerebrales que la cocaína.
  • ¿Dónde? En mi cabeza.
  • ¿Cuándo? Obviamente, durante el día: Situaciones de aburrimiento, estrés, etc.
  • ¿Cómo? Mejor estado de humor y de energía y bajón cuando no como azúcar.

Aquí el punto de convergencia de los dos elementos creo que es fácil (por eso lo he puesto de ejemplo, vamos): Conductas de yonki, pero para comerse un donut.

A partir de ahí, listaríamos situaciones o elementos de uno y otro (tener el mono, tratamientos de desintoxicación, yonkis famosos, etc. por parte de la adicción y azúcar, sacarina, Stevia, panadería, supermercado, chocolate, etc. por parte del azúcar) e ir cruzando elementos de uno y otro para basarnos en una de las formas básicas de creación de gags: La comparación y analogía.

Una vez listadas las ideas de los gags potenciales, lo pasaríamos a la estructura de StandUp de 5,5 pasos para tener ya el primer borrador de nuestro bloque.

Así que ahora es el momento de coger uno de tus tópicos y hacer el proceso. Si no, te damos una serie de ejemplos, algunos más fáciles y otros con trampa:

  • Grupos de Whatsapp.
  • Llegar tarde a los sitios.
  • Los niños con móviles.
  • Expertitos: Vulcanólogos, virólogos, afganistangólogos.
  • Los parques infantiles.
  • Las tazas de café.
Síguenos y comenta!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *