Gracias a la gente de La Llama Store ha llegado a mis manos uno de los “must” en la escritura cómica: El Comedy Writing Secrets de Melvin Helitzer. El mismo puede caer de rebote en la tienda barcelonesa o buscando alguna de sus ediciones en Amazon (LINK), ya que me huele a que está descatalogado. En el mismo se habla de los “Threes”, siglas que en español cuadraría como mucho con “Reseco”, que es como se te puede quedar el cerebro si intentas cumplir con todo esto y no eres un experto en escritura.

¿De qué van los “Threes” o el método Reseco? No se trata de los elementos en sí que pueden generar comedia, sino de las bases elementales sobre las que se tiene que basar un bloque para conseguir el máximo de garantías posible de funcionar (que no al 100%, eso no pasa nunca) y que debemos revisar si hemos probado un texto o no nos funciona. Al lío.

  • Realism (Realismo): El bloque que hagamos tiene que tener un mínimo de posiblidad de ser real dentro de nuestro personaje. O sea, que puede (y debe) ser muy loco, pero el espectador debe tener cuanto menos la duda de que eso haya sido real (que no verdad).
  • Exaggeration (Exageración): Lógicamente, lo plano no llama la atención. Sin hipérbole no hay comedia. Así que, si juntamos el punto anterior con este, deberíamos narrar lo más loco que pueda pasar o que sea verdad. Si yo hablo de (tema muy random) “las cenas de ex-alumnos del colegio” tengo que contar lo más loco que pueda pasar ahí, sin contar que llegó una nave extraterrestre a visitarnos.
  • Surprise (Sorpresa): Tiene que suceder algo inesperado, un nexo muy en común con la magia. La sorpresa en la cabeza del espectador es lo que genera la carcajada. De hecho, la estructura de sketches propone dos puntos de giro: Uno en el que arranca la situación cómica (no quiere decir que no hayan chistes antes) y otro que supone la explosión final (que tampoco tiene por qué ser el final).
  • Emotion (Emoción): Lo que estamos contando nos tiene que generar un sentimiento, que a su vez sea exagerado y salga de lo común. Si estamos contando una anécdota, debemos dejar muy claro lo importante que era esa situación narrada para nosotros. Si vamos a hacer un bloque criticando una moda, debemos dejar bien claro qué sensaciones nos produce (asco, ridiculez…).
  • Hostility (Conflicto): Ya hemos hablado en algunas ocasiones de la tensión cómica, aquella en la que el protagonista no esté en peligro, pero sí en aprietos.
  • Target (Objetivo): Es tal vez el elemento indispensable que ha generado más polémica. La comedia debe ir dirigida a algo o a alguien. Desde el caerse con una cáscara de plátano hasta la crítica política. Por eso hoy día tantos chistes sientan mal, porque una persona o un colectivo (no tiene por qué ser un colectivo físico, puede ser una moda, una tendencia, etc) siempre se van a dar por aludidos.

Si quieres más herramientas para escribir tus propios chistes en español, tengo el “Manual Miserable” disponible (LINK) y que incluso puedes leer a coste 0 en Amazon Premium. En el mismo tienes ya casi 50 páginas con fórmulas y prácticas para desarrollar tus contenidos en monólogos y Redes Sociales.

Síguenos y comenta!!!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *