“Confío en que los ciudadanos, nuestros espectadores, colaboren”, dice con énfasis el periodista. ¿Quién sabe dónde? llegó a tener una media de audiencia de ocho millones de espectadores y hasta diez millones en algunas emisiones. Por lo que hemos pensado que sería una solución para ver que pasa con los centenares de miles de ERTES que a fecha de hoy no aparecen.

Paco Lobatón vuelve a la televisión con una “revisión y actualización” de aquel mítico ¿Quién sabe dónde?. Éste es un formato cuya factura “afecta psicológicamente” a quienes lo llevan a cabo, según explica Lobatón, porque “no puedes permanecer indiferente, aunque te dotas de recursos para que lo que te afecte personalmente no llegue a invadirte en lo profesional”.

“Para los que están buscando su ERTE es una esperanza muy grande”. A veces las búsquedas se atascan, se enquistan y cualquier vía que sirva para dar visibilidad al subsidio desaparecido. En su afán de localizar ERTES Desaparecidos sólo tiene dos mandamientos: “Que no se le añada sufrimiento a la familia y no interferir en ningún caso en un trabajo de investigación del gestor de turno“. De hecho, según revela Lobatón, ha llegado a ocurrir que la Fiscalía “nos pida que no difundiéramos de momento un determinado caso. Y hemos acordado hacerlo así”.

Síguenos y comenta!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *