Ian Cognito y otros cómicos que han acabado sus sets amochando.

Si pensabas que lo de que cada semana un cómico sea noticia por ser apaleado en redes sociales ya no se podía superar, te equivocas: Esta semana la noticia viral respecto a los comediantes ha sido que uno directamente la diñó mientras actuaba, y para más inri (nunca mejor dicho), minutos después de hablar de la muerte por derrame cerebral como bloque dentro de su actuación. Ian Cognito (Paul Barbieri), británico de 60 años, se marcó un call-back llevado al límite.

Cognito empezó a encontrarse mal durante su show y de salida se sentó. El público, recordando que hace unos minutos el propio cómico precisamente había tratado el tema llegando a utilizar frases como “Imaginad si muero delante de todos vosotros”, lo tomó como parte del número y se rió confundiendo un infarto real con el acting del británico. Dicho sea de paso, ya sabéis que los anglosajones tienden a un humor bastante más duro y oscuro que los latinos, y ya os podéis imaginar los juegos de palabras en comentarios de redes sociales con el “he killed” (en castellano significaría algo así como “lo petó”).

Una parte de una de las últimas actuaciones de Ian Cognito

Sin embargo, no es el único al que le ha pasado y existen algunos cosas muy conocidos:

TOMMY COOPER

Sin duda, el caso más conocido (y tétrico) es el de Tommy Cooper. También británico, fue bastante popular durante décadas, empezando a destacar a finales de los 40 y ya en plenitud en 50s, 60s y 70s. La vida del mismo era bastante azarosa y ya había tenido algunos antecedentes de infarto (algo mucho más grave hace 40 años que en la actualidad). Así que un día como hoy hace 35 años (15 de abril de 1984) sufrió un infarto en plena actuación televisiva. De hecho, podéis comprobar como de nuevo el público ríe el acto (comprensible por otra parte, mal nos pese) y como el show va a publicidad, de salida, sin nadie que vaya a socorrer a Cooper.

 

Otros casos de las últimas décadas.

Pese a que el caso de Cooper es el más conocido por el impacto que tuvo en su momento, o bueno, si me permitís el macabrerío, un rato después de su momento. Son otros los casos de cómicos que entregaron la mochila directamente en el escenario:

  • Harry Einstein: El padre de Bob Einstein y Al Brooks falleció en pleno Friar’s Roast (tenéis un enlace AQUÍ en el que hablamos del mismo) en el roast de 1958 a la mítica Lucille Ball. Para rematar, se desplomó encima del no menos mítico Milton Berle.
  • Joe E. Ross: Sin relación con Jeff Ross, el cómico sufrió un infarto en 1982 durante una actuación en vivo. Lo peor de todo es que su viuda sólo cobró la mitad del caché… Porque el cómico no terminó el set.
  • Dick Shawn: Con más de 20 películas a sus espaldas (como por ejemplo, “Los Productores” de Mel Brooks) además de shows en directo y otros trabajos, fue en 1987 durante una actuación en la que Dick empezó a tener temblores y serios avisos de su estado de salud. Incluso con la preocupación del público y su propio mánager, que fue varias veces a preguntarle si le pasaba realmente algo, el mismo siguió con el set hasta directamente caer al suelo.
  • Al Kelly, Jodie Edwards, Dirch Passer (Dinamarca), Lasse Eriksson (Suecia) y algunos más que seguro se nos escapan. Esperamos que sean los últimos.

La verdad, a veces pienso que riesgos laborales debería plantear en los shows de comedia tener un botón o mecanismo de emergencia para que el cómico pueda manifestar que algo sucede de verdad y no es parte del número.

Síguenos y comenta!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *