Por qué hacía falta un programa como Arusitys en 7 puntos.

Arusitys es el formato de las mañanas que ha lanzado la Sexta y que ha relanzando a su vez por partida doble a Alfonso Arús y su equipo: Tanto por mantener un formato veteranísimo en la televisión catalana (16 años, casi los mismos que la “desaparición” del presentador) como por la reentré del ya veterano comunicador, eso sí, con un tipo de programa que incluso descuadrará a los seguidores que han pasado años desconectados del catalán.

El mismo ha sido un triunfo (al menos de momento) por varios motivos: Muy buena audiencia arrancando casi del cero absoluto de los programas nocturnos y de madrugada; segmentos incluso por encima de la media de la cadena que ya ha dejado muy atrás a Cuatro y la solidez de un programa matinal con un enfoque diferente, aunque contenga actualidad, que las propuestas habituales. ¿Motivos? Para mi gusto varios y los he intentado exponer en 7.

  1. Tiene un formato mucho más probado de lo que la gente puede pensar. Y es que el mismo ha estado 16 años en funcionamiento en Cataluña. Y aunque al principio existen cosas que puedan chocar en secciones y contenidos, es algo que incluso con el tiempo se está demostrando que da buenos resultados. Además, existe una química más que demostrada con los contertulios que ya vienen del programa de 8tv.
  2. Y adaptado a la disponibilidad del público. A mi me pasa. Puedo ser muy fan del mismo pero ni voy a ver el programa todos los días y, ni mucho menos, voy a poder verlo todos los días. Y tal vez el ritmo de secciones cortas e incluso en cierto modo inconexas genera bastante comodidad en el sentido en el que no existe una sección que te atrape una hora (como una tertulia de Gran Hermano, por ejemplo).
  3. Estilo propio. De hecho, hay muchos recursos que ha utilizado en la radio o en 8tv que le dan un toque más personal. Por ejemplo, cierta familiaridad rompiendo ciertos formalismos. Basta ver la forma que tiene de interactuar durante todo el programa el hombre del tiempo (Marc Redondo, gran incorporación desde mi punto de vista) o con los avances informativos de Paula del Fraile, destacando detalles de la propia redacción.
  4. Los formatos de otros canales no es que inciten a la violencia, pero casi te hacen empezar el día de mal rollo. Y creo que mucha gente agradece un formato de programa que, tal y como dicen los propios creadores, igual recuerda mucho más a los mornings de la radio que a los propios programas matinales de televisión. Menos política y sucesos (aunque cohabitan con el resto del programa) y secciones si no de humor, sí al menos desenfadadas. No sé si decir que es más “blanco” que sus rivales de parrilla, pero al menos sí más llevadero.
  5. Existe una generación muy identificada con el estilo “Arusero”. Y probablemente está en la franja en la que me muevo yo (35-45) y que tal vez no nos tiren los programas de Ana Rosa, los desayunos de la 1 y similares. Que no estamos diciendo que sean mejores ni peores, pero no nos atraen. De hecho, muchos de los comentarios el primer día en redes era que “Hacía falta un programa así”.
  6. Variedad muy difícil de tener en un programa diario. Una de las cosas que se han comentado para los que pillaban el programa de nuevas era que podía ser un refrito de noticias, zapping y vídeos de Youtube o virales del móvil. Sin embargo, no sé si nadie es consciente de lo que es generar 17 horas y media de contenido televisivo semanal (pongamos unas 15 si quitamos las pausas publicitarias). Ya no sólo es cierta habilidad comunicativa sino, por ejemplo, la variedad y calidad de los cortes que encuentran de otros programas, yendo más allá que otros programas o secciones de zapping (y no me refiero únicamente a Zapeando).
  7. Arús se ha sabido reciclar. Y que conste que por supuesto soy el primero que echa de menos tanto los personajes de la época de “Al Ataque” como incluso todo el submundo que crearon primero en “Ya te digo” y posteriormente en “La Jungla/Arús en la 100”. Pero luego me acuerdo de mucha gente muy importante que lleva décadas encasillada en lo mismo y que incluso, aunque suene mal (no me descontextualicéis), llegan a dar algo de lástima por estar atascados en lo mismo.
Síguenos y comenta!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *