Los Oscars se adaptan a la realidad actual y según propias palabras de la Academia “hemos decidido eliminar una serie de categorías de mierda para añadir otras más de acorde al mercado actual y mucho más interesantes”. Una de las ventajas que tiene esta categoría es que si sale un capullo desnudo como hace un par de años, puede incluso optar a ganador en el siguiente.

Las reacciones no se han hecho esperar y actores como Leonardo Di Caprio ya se han manifestado al respecto: “A ver si hay suerte y de una puñetera vez gano un Oscar con el GIF tirando billetes”. A decir verdad, lo más probable es que siga un año más sin conseguir la estatuilla, ya que este año ya hemos visto uno de Maradona bailando, dos de gatitos y una de una señora de Chicago diciendo “I told ya” con bastantes más opciones.

Los Grammy no se han querido quedar atrás y ya están pensando en dar un premio al mejor audio de whatsapp de larga duración.

Síguenos y comenta!!!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *