Tienes la edad de los ojos que te miran.

  • Para tus amigos del colegio sigues siendo adolescente.
  • Para las que te ven con el grupo de amigos y pensáis que tenéis alguna opción, sois unos señores haciendo el ridículo.
  • Para tu ex-jefe sigues siendo el becario.
  • Para el becario eres el ejemplo de lo que no quieren acabar siendo.
  • Para tu madre, un bebé, aunque te deje en ridículo en público porque tienes 40 años.
  • Para la señora a la que le tienes que dejar el sitio un bebé no, pero sí un adolescente.
  • Para el que te saca 10 años, eres de su edad o un poco más mayor.
  • Para quien le saques 10 años, eres de la edad de sus padres.
  • Y para tu espalda por las mañanas, también.

Y para tu foto de perfil… tienes la edad de la última vez que estabas en forma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *