De hace unos años a esta parte se ve claramente una tendencia en los monólogos de stand-up hacia el contenido meramente personal, mucho más cercano a lo que podemos estar viendo en países anglosajones. Diría que básicamente los motivos para esta evolución son dos: En España el stand-up arrancó masivamente en un programa de televisión donde la mayoría de monólogos estaban creados por guionistas e interpretados por actores de series o incluso presentadores de televisión, lo cual lo convertía en un material mucho más genérico, partiendo de lo que entendemos como observacional (a parte de la admiración de la gente de Globomedia por Seinfeld) y que, por supuesto, a fecha de hoy es prácticamente imposible dar con un tema o tópico que no haya sido tocado varias veces tanto por otros cómicos como incluso en Redes Sociales.

VENTAJAS DE LAS HISTORIAS PERSONALES.

  • Partes de un contenido real que lo has vivido, lo cual facilita mucho la interpretación del mismo en gente que no tenemos una gran preparación como actores (o nula, vamos).
  • Permite tener una serie de minutos de base generando contenido de forma más rápida (cuidado, que esto es un arma de doble filo).
  • Es un material mucho más personal que facilita hacer llegar nuestra voz cómica y, dicho sea de paso, difícil de plagiar.

DESVENTAJAS DE LAS HISTORIAS.

  • Como no te vayas con cuidado, se pueden convertir en una chapa impresionante.
  • No todas las historias sirven para generar un bloque de storytelling.
Síguenos y comenta!!!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *