Si te metes en Twitter ya te vuelves loco, pero si estás en la calle, casi que también: Que si racistas o no, que si machistas o no, que si homófobos o no. Yo creo que en España, más que algo o todo eso, lo que somos básicamente es paletos. Somos paletos y punto.

De niño yo era el primero que igual un día llegaba a casa y decía “Mamá, que hoy he visto un negro”. Pero mi madre subía la apuesta con un “ah… ¿y cómo era?”. Pues oscuro, mamá. Yo qué sé.

Cuando yo era pequeño en el mundo el héroe era Superman y nosotros teníamos a Paco Martínez Soria y mientras el hit en el extranjero era el Thriller de Michael Jackson, nuestro número 1 era Fernando Esteso. Nuestros ídolos llevaban boina y se nota: Nos la hemos quitado físicamente, pero aún tenemos secuelas de la presión que ejercía sobre el cerebro.

Y España supuestamente creció y evolucionó entrando en Europa… Para convertirnos en paletos con ataques de snobismo:

  • Gente que te viene diciendo que Laos es más bonito que Camboya, pero que todavía confunde Las Palmas con Palma de Mallorca.
  • Gente que se queja de que los yankis nos ubican en México para justo después mandar nosotros Jamaica a África.
  • Gente que usa anglicismos para todo, pero luego va al “Zara Home” y piensa que es una tienda de ropa de caballero.
  • “Avisa al CEO Manager de MK del Business Point de que hay que limpiar la CPU. ¿Y con qué lo tiene que limpiar? Con el fluflú”.
  • Y luego, un país en el que los de a pie gastamos 3 veces más en lotería que en libros.Normal que pensemos las cosas que pensamos.

Seguimos aplaudiendo y presumiendo de que somos catetos. Gente poniendo “no tengo estudios y qué más da” y el resto respondiendo “Hole tu coño”. Hole con H, por supuesto.

Y así llegamos a 2020 y nos encontramos con que el mismo tío que dice que la vacuna es un invento para meternos un microchip y que a él no le engañan es el que todavía hoy te pregunta si en el Pressing Catch se pegan de verdad.

Que oye, igual ese es el problema. El Pressing Catch. Todo se ha vuelto como el Pressing Catch: El Congreso, Sálvame, el programa ese de Pedrerol… Sólo que antes la abuela insultaba en voz alta al malo de la película sabiendo que era una película y ahora piensa que es verdad.

  • Cosas que venden como realidad y que deberías preguntarte a ver qué cojones hace una cámara en el váter cuando uno se encierra ahí cabreado.
  • Piques en el que el estado físico de uno y otro te hace pensar que el combate no durará ni dos minutos, tipo Ortega Smith vs. Errejón.
  • Lydia Lozano gritando igual que el Último Guerrero. Sólo que el Último Guerrero no llevaba tanto maquillaje.
  • Bandos venidos de lugares lejanos que quieren destruir el imperio que todavía pensamos que somos, disfrazados de nacionalistas o inmigrantes.

Y así nos va. Esta semana hemos llegado a ver hasta gente vendiendo Cursos de Seducción. Bueno, yo me he apuntado a uno y hoy me he encontrado a un amigo.

  • La semana pasada me apunté a un curso de seducción y ya he conseguido esto.
  • ¿Qué es? ¿Un certificado?
  • Mi primera orden de alejamiento.

Recuerda: En España no somos mala gente, somos paletos.

Síguenos y comenta!!!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *