Los cómicos españoles que SÍ lo han petado en USA: Gaby, Fofó y Miliki.

Antes de que Netflix no pensase en cómicos españole para su “Comedians of the World” y haya dejado un especial de Joaquín Reyes que es más bien una recopilación de los monólogos que ya había contado en su momento para Paramount o para el Club de la Comedia; antes de que los late nights entrasen en España primero con formatos más de libre interpretación (Esta noche cruzamos el Mississipi o Crónicas Marcianas) y luego con otros más canónicos (Buenafuente o La Resistencia), sí hubo unos cómicos que tuvieron un éxito más que respetable por tierras americanas y que seguramente a algunos les sonará a rancio: Gaby, Fofó y Miliki.

Y es que si no echamos un ojo a su carrera de forma global, pues es hasta comprensible que los relacionemos con programas setenteros de televisión española o con otros cómicos españoles de bastante menor calado, pero lo de la Familia Aragón en generaciones anteriores (cosa que se ha perdido al saber reconvertirse Emilio Aragón al entertainment más actualizado como ya comentamos hace unos meses –LINK–  y unos Rody, Fofito, Gabytos, etc que obviamente han visto cómo el circo ha quedado muy desfasado como espectáculo) se merece mucho más que este post.

De hecho, los tres hermanos de la saga franco-granadino-madrileña (ellos ya son tercera generación, como su padre Emig y tíos Teddy y Pompoff) ya hicieron un primer acto de innovación importante al dejar atrás el maquillaje más clásico de payasos (que viendo fotos de su familia hay que decir que con el tiempo se ha convertido en más creepy de lo que podemos ver en cualquier peli de terror, algún día hablaremos de ello) y en ocasiones a actuar incluso con traje aunque se mantenían los roles de “Cara Blanca” (el payaso listo, Gaby) y el Augusto (Miliki) y Contra-Augusto (Fofó). De hecho, los 3 hermanos empiezan a trabajar de manera conjunta poco después de acabar la Guerra Civil española.

Como curiosidad, Miliki (de los 3, el más conocido por los más jóvenes al haber fallecido hace relativamente poco y ser padre de Emilio Aragón) también empezó como payaso mudo tal y como hizo su hijo. Este recurso era bastante habitual en grupos de payasos, tal y como puedes hacer algo de memoria con los Hermanos Marx. La época en España no fue precisamente fácil, les pilló la Guerra Civil incluyendo falsas acusaciones de defender al bloque Republicano y tuvieron que salvar hasta penas de muerte en juicios desmontando una por una pruebas falsas. Sí que finalmente se abren paso en el circo Price de Madrid con lo que, al menos, salvarían el hambre de la época.

Lo que en principio iba a ser una gira por Suecia pasa a ser, por otra oferta más suculenta, un tour por Cuba en el circo Santos y Artigas (una Cuba previa a la revolución y régimen castrista infinítamente más cercana a los Estados Unidos que a la imagen que tenemos actualmente) que teóricamente es de unos meses en la segunda mitad de los 40 y que acaba convirtiéndose en la gran explosión global de los Aragón como artistas, y eso que algunos de ellos ya venían de tener bastante éxito por Argentina y obviamente España, pero que les dejaría por el Nuevo Continente durante 27 años.

Otro aspecto que igual nos puede parecer una locura hoy día está en el hecho de que los artistas españoles de la postguerra iban en busca de fama y, sobre todo, dinero a países de latinoamérica y centroamérica, muchos de ellos con los años irían pasando a ser regímenes totalitarios o dictaduras a base de Golpes de Estado como el que sufrieron en primera persona en Guatemala, con lo que la balanza se iría invirtiendo a medida que España se recuperaba.

El éxito fue tal que hasta fueron citados en una canción salsera de Willie Colón y Héctor Lavoe, ahí va:

En Cuba ruedan películas de bajo calado (os dejo alguna al final del post), realizan shows de radio vestidos de payasos (en realidad eran más bien galas en vivo retransmitidas) y alternan temporadas de televisión con espectáculos en vivo por toda centroamérica con incluso la grabación de “aventuras”, algo que podríamos considerar, dentro de su contexto, bastante parecido a una sitcom.

El éxito masivo llega en 1949 cuando Cuba estrena el primer canal de televisión de habla hispana y que hace que los Aragón se jueguen a cara o cruz ir a Cuba o probar suerte en California. Siguen 10 años más de éxito hasta que en 1959 estalla la revolución cubana y todo el clan Aragón tiene que salir a Estados Unidos dejando de lado 13 años de carrera y hasta una Pastelería que había montado Miliki, en La Habana, negocio que repetiría años más tarde en Puerto Rico.

El total entre familiares y empleados contratados era de más de 20 personas y tienen que salir en bloque en primer lugar a Nueva York, donde montan el circo hispano que, sin ser un gran negocio, salvan con cierta dignidad cubriendo al menos los gastos de la aventura para posteriormente dirigirse a Chicago, una ciudad donde había menos exigencia y riesgo de fracaso (y de fama) que en Nueva York (algo que creo sigue sucediendo ahora). En esa fase pasan a vestir de frac y adaptan su estilo de comedia al público norteamericano, con un estilo de comedia más blanco y evitando la sátira y la ironía que por aquel entonces no eran entendidos en USA.

Es aquí donde viene el espaldarazo definitivo para los 3 y en apenas un par de años pasan a girar nada menos que con Buster Keaton y Harpo Marx, así como a actuar delante de personalidades como Richard Nixon. Cuando se les ofrece la posibilidad de trabajar con uno de los genios del cine mudo (aunque no supo adaptarse al sonoro y vuelve al circo), no lo dudan ni un momento y se tiran de cabeza sin condiciones.

En ese momento y hasta 1965 realizan espectáculos más orientados para el público adulto de lo que podemos imaginar por lo visto en España, aunque esto cambiaría un poco más tarde, con un nuevo traslado a Puerto Rico, país (o estado adherido, que nunca lo he tenido claro) donde también empiezan a incluir en los shows a los hijos de todos ellos.

APARICIÓN EN EL PROGRAMA DE ED SULLIVAN

Otro hecho muy destacable fue la aparición en el show de Ed Sullivan. Este programa era el show de los domingos noche puntero en Estados Unidos durante 23 años (casi coincidiendo curiosamente en el tiempo con la etapa americana de los Aragón) con un formato de variedades que superaba fácilmente audiencias de 50 y 60 millones de espectadores y que ha sido repetido en innumerables ocasiones en cualquier país que te venga a la cabeza y por donde pasaban todas las estrellas mundiales de la época que te podían venir a la cabeza: Elvis Presley, The Beatles, The Doors (que la liaron un poco), Bob Hope, Carmen Miranda, The Rolling Stones e incluso algunos españoles más como Carmen Sevilla, Raphael, Rocío Durcal, Rosa Morena o el grupo vocal catalán “Los Chavales de España”, que no os sonarán de nada, pero que también triunfaron en Cuba). Las críticas son buenas e incluso repiten actuación. En Estados Unidos les pilla el asesinato de Kennedy (ojo lo que llevan ya acumulado en un par de décadas para los que decís que hoy día vivimos una época convulsa), pero siguen adelante girando y actuando en los locales que decidieron no hacer luto.

Y es que los Aragón, teniendo en cuenta su contexto, eran tremandamente buenos sobre todo por la gran cantidad de recursos que tenían, por ejemplo, a nivel musical (aprovechaban las giras fuera de España para formarse continuamente). Su mezcla de humor para niños con comedia para adultos y música (por ejemplo, en La Habana no habían visto nada así en la vida), con sketches en los que por ejemplo Miliki y Fofó arrancaban completamente con el personaje de payaso torpe para acabar los dos a la vez tocando la guitarra o el violín. Si se nos presenta la oportunidad, también hablaremos de su paso por otros países latinoamericanos y, por supuesto, España.

PELÍCULA “TRES BÁRBAROS EN UN JEEP”.

Síguenos y comenta!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *