El perfil de personajes que nos podemos encontrar en contenidos de comedia (aunque no suene muy bien, pero ponemos contenidos ya que nos hemos referido incluso a sitcoms anteriormente) es algo de lo que ya hemos hablado con anterioridad (LINK). Sin embargo, ya comentamos en su día que es un concepto aplicable sólo de forma parcial al Stand Up Comedy. Sin embargo, tras releer el libro de Melvin Helitzer (pescado, como no, en La Llama Store), hoy vamos a ver el listado de hasta 20 perfiles de cómicos que listó en su día el anterior. Lógicamente, varios de ellos son discutibles y actualizables (la publicación original es de 1987), pero es un muy buen punto de partida respecto a lo que queramos hacer:

Cómicos

1- StandUp. El autor lo utiliza para referirse al cómico de monólogos más puro en sí. A lo vieja escuela con perfiles tipo Bob Hope (muy vieja escuela) o Johnny Carson, que lo petó durante décadas con su late night.

2- Agresor. Es el cómico más dedicado al insulto o actualmente al roast. Podríamos hablar a nivel clásico de Don Rickles y actual más orientado por supuesto a Jeff Ross o a Dave Attell.

3- Deprimido. El que orienta su comedia al medio insulto es uno de los clásicos y más utilizados. De hecho, hoy día puede estar proporcionalmente en desuso tal vez porque esté muy trillado. Si quieres ver alguno en línea clásica, la referencia sin duda se Rod Dangerfield.

4- El rebelde yonkie. Estilo muy relacionado originalmente con la etapa de la Ley Seca (hace ya un siglo) que hace referencia al cómico malhablado que actúa supuestamente (o no) puesto. Lenny Bruce originalmente y posteriormente algunos como Emo Phillips o Mitch Hedberg entrarían en este bloque.

5- El estudiante o intelectual. Creo que puede quedar perfectamente resumido en un nombre: Woody Allen (o Luis Piedrahita si queremos un personaje más castizo). El tío inteligente que cuenta lo que le pasa o realiza una comedia observacional sin malas palabras ni cambios de ánimo bruscos.

6- El satírico político y social. La comedia política ahora igual está un tanto en desuso por las polémicas y tendencia a demandar cualquier cosa que vaya en contra de alguien. Sin embargo, desde Mort Sahl pasando por todos los cómicos USA que han hecho bloques estos últimos años respecto a Donald Trump e incluso programas en televisión como el de Stephen Colbert o El Gran Wyoming por poner un ejemplo español, son ejemplos claros.

7- El storyteller. Basan su comedia en anécdotas que prácticamente parecen sketches narrados. A nivel referencia clásica se habló siempre de Bill Cosby como uno de los principales referentes (hasta que se descubrieron sus movidas) y, actualmente, el retorno de Dave Chappelle ha servido para volver a ponerlo a primer nivel en cuanto a storytelling se refiere.

8- El palurdo. Que no os engañen: Mucho decir que el personaje del cateto español perfil Paco Martínez Soria es muy rancio, pero en realidad es un estereotipo que se ha utilizado hasta el hartazgo en cada contexto. Y en USA, por ejemplo, los Hillbilies no son menos (basta que veas incluso personajes de Los Simpsons como Cletus).

9- El OldTimer. La persona que está mayor y no lo esconde. Normalmente cuadra con un perfil bastante cabrón (el personaje del “hijoputa” que decíamos en el post de las sitcom) y que corresponde con personajes de ficción como el señor Burns o incluso, por poner otro, con la última etapa de Joan Rivers.

10- El étnico. Es el personaje del individuo de raza minoritaria o no dominante (hablando claro en nuestra situación: el que no sea blanco). Mientras que en Estados Unidos se ha trabajado mucho tanto con hispanos como con judíos (me gustaría saber alguna vez la proporción de cómicos judíos que hay en USA) o negros (Richard Pryor como personaje clave a la hora de hablar de temas como racismo), para posteriormente encontrar ya orientales o hindúes. En España, con el fenómeno de la inmigración bastante más reciente ya sí que estamos encontrando personajes de este tipo como Aasari Bibang o Yunez Chaib.

11- El inmigrante. Podría entremezclarse y confundirse incluso con el punto anterior, pero el inmigrante correspondería con la persona que ha nacido y se ha criado fuera del lugar donde desarrolla su carrera cómica.

En equipo

12- Los compañeros. Creo que en España no hace falta ninguna hablar de qué son los dúos cómicos (especialmente si tienes más de 30-35 años). Era prácticamente el formato por excelencia en nuestro país y consistía en la unión de dos personajes con ciertas diferencias (El Gordo y el Flaco) pero que maridaban perfectamente. Tip y Coll, Los Morancos, Martes y Trece, Virtudes, Cruz y Raya, Faemino y Cansado y también incluso formatos mucho más actuales (Pantomima Full)… Más un buen número de intentos que igual no cuajaron tanto o hasta personajes de dibujos animados (Terrance & Phillip en South Park).

13- Los performers de sketches. Compañías de varios actores tanto en vivo como en televisión que realizan comedia más actoral y física. Actualmente es un formato que no se utiliza mucho en televisión básicamente por una cuestión de costes. Sin embargo, programas como “Vaya Semanita”, “Polonia – Crackovia” (los ponemos de la mano) o incluso “Splunge” han dejado bastante calado entre el público nacional. A nivel internacional, no hace falta ni hablar de Saturday Night Live (aunque no sea un programa exclusivo de sketches), el Chapelle’s Show o algo más reciente, Key & Peele.

14- El ventrilocuo o el diálogo fingido. Y pongo lo segundo (lo primero creo que no necesita ni explicación) porque hay personajes como Gila que en realidad no dejarían de hacer algo similar a un número de un ventrilocuo en su base cómica: Generar o forzar un diálogo con uno mismo. Aunque puede sonar muy rancio y a cosas tipo José Luis Moreno o Mari Carmen y sus muñecos, piensa por ejemplo en lo que hace Juan Carlos Ortega en la radio.

El actor.

Vamos ahora con una serie de perfiles cómicos que más relacionados con actores y otras artes, aunque alguno de los mismos en el fondo tiene un formato mucho más actual de lo que pueda parecer dando la vuelta de rosca necesaria. Veamos:

15- El imitador. La imitación funcionó, funciona y sigue funcionando. Tanto por gente que la ejecuta a un nivel espectacular (en España lo de Raúl Pérez con muchos personajes es para quitarse el sombrero) como no por hacerla con personajes famosos, sino imitando estereotipos y perfiles de personajes, cosa que es muy aplicable en cualquier bloque de StandUp en cómicos que tengan una performance más física (por ejemplo, Chris Delia imita a mucha gente sin imitar a nadie).

16- El payaso/clown. Disciplina bastante diferente (a mi ya personalmente se me escapa) que requiere de unos recursos de acting y físico (llegando al slapstick) que en ocasiones requieren también años y años de trabajo. Durante el siglo pasado vimos en España como la familia Aragón conseguía tener un gran éxito en Estados Unidos combinando el payaso convencional con un toque en su momento mucho más moderno y combinado con el punto siguiente (LINK AQUÍ).

17- Artistas, músicos y dibujantes. Y podemos añadir otro recurso de cada vez más utilizado (servidor el primero): El Power Point. Digamos que sería el tipo de cómico que utiliza cualquier implemento para su performance, pero como recurso de apoyo o incluso como eje de un gag o del personaje, como sería el caso del Prop Comedian.

18- El vaudevilian. El Vaudevil en su concepto original nace de hace mucho más tiempo (siglo XV en Italia con la denominada “Comedia del Arte”) y aunque se ha vinculado mucho con una etapa muy concreta, en el fondo hace más referencia a los juglares y al uso de diferentes artes y habilidades con un toque cómico. Para entendernos, los Harlem Globetrotters serían un ejemplo de esta acepción del “vodevil”.

19- Los improvisadores. Un arte tanto admirada como odiada que surge de generar escenas o incluso obras completas (lo que se denomina “long form” o “formatos largos”) a partir de una serie de propuestas elegidas entre el público tanto al principio como en el desarrollo de la historia. Normalmente los palos a esta disciplina suelen venir por la cantidad de shows de improvisación representados por gente sin preparación actoral alguna en el que intentan crear personajes y tramas sobre la marcha.

20- El trastabillado. Muy relacionado con el clown, consiste en un perfil de bufón torpe y con un gran componente slastick en sus atuaciones.

Por supuesto que estas categorías pueden ir mezcladas o combinadas, especialmente en aquellos que realizan shows de 1 hora en solitario (o más tiempo) o los que trabajan formatos periódicos que pueden ser incluso diarios, como radio o televisión.

Web: LaLlamaStore

En Amazon: Comedy Writing Secrets.

Síguenos y comenta!!!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *